Inicio arrow Proyectos ejecutados arrow Rehabilitación de la Barriada Juan Carlos I
Instantaneas

¿Sabias que?

EMVICESA desde que fue fundada ha participado en la construcción de mas 2.500 viviendas


Rehabilitación de la Barriada Juan Carlos I PDF Imprimir Correo
29-03-2007 a las 12:49:25

 Descripción de la barriada

La construcción en Ceuta de las 806 viviendas que componen la barriada Juan Carlos I se realizó a través de la Obra Sindical del Hogar. Las obras se iniciarón en 1973 y finalizarón en 1978, y se entregaron en dos fases de 403 viviendas en los meses de marzo y septiembre de ese mismo año.

El terreno donde se desarrolla el Polígono Juan Carlos I está situado en la zona denominada Campo Exterior de Ceuta, junto a la calle Capitán Claudio Vázquez y rodeando al grupo de 150 viviendas General Erquicia.

La topografía tiene una fuerte pendiente que desciende hacia el noreste en la mayor parte de la parcela. La superficie es de 91.642,65 m2, donde el uso residencial ocupa 76.000 m2 y el resto es reserva para dotaciones.

El número de viviendas por bloque es de 13 siendo el número total de viviendas 806 (13 viviendas x 62 bloques). Del total de viviendas, existen 31 de 2 dormitorios, 716 de 3 dormitorios y 59 de 4 dormitorios.

Los bloques están dispuestos en agrupaciones que integran los distintos tipos, obteniéndose una gran variedad formal de composición con grupos de dimensiones variables que se adaptan fácilmente a los desniveles del terreno.

El mayor acierto del proyecto es haber conseguido variedad en los ambientes exteriores a pesar del gran número de viviendas iguales que conforman el barrio, recintos con fisonomía propia y diferenciada, plazas cerradas o seudo cerradas con aperturas diáfanas o soportales a nivel de suelo, líneas de cubierta movidas por la alternancia de niveles y adaptación de los bloques a las pendientes del terreno.

 

 Intervenciones posteriores

Las lluvias producidas durante los meses de noviembre de 1978 y enero de 1979 produjeron humedades de diversa consideración en un elevado porcentaje de las viviendas recientemente habitadas, llegando a hacer insalubre la habitabilidad en algunos casos. Las humedades se producían a través de cubiertas, del cerramiento de fachada, de los huecos de ventana y por filtraciones del terreno en las viviendas de planta baja.

Para solucionar estos problemas se redactaron dos proyectos. El primero, realizado en enero de 1980, se refería a los bloques 56, 60, 61 y 62 cuya recepción provisional se efectuó en febrero de 1981. El segundo afectó a los 58 bloques restantes, fue realizado en octubre de 1980, las obras comenzaron en octubre de 1981 y terminaron en junio de 1983.

En el año 1996 técnicos del Ministerio de Fomento detectaron importantes daños estructurales, encargando a GEOCISA un estudio patológico de la barriada en 1999.

En este estudio se detecta y clasifican daños de muy diversa importancia, como por ejemplo: Corrosiones en pilares, fisuras verticales, coqueras y en general muy baja resistencia en el hormigón; Torreones con enormes grietas y en precaria estabilidad; Saneamientos en muy mal estado y semisótanos inundados, humedades,  desprendimientos en cubiertas y fachadas; Modificaciones de la configuración original de las viviendas con aumento de cargas adicionales en los elementos estructurales, etc.

De acuerdo con este Informe de GEOCISA, el Ministerio de Fomento clasifica los daños y consiguientes reparaciones necesarias a realizar en virtud de su importancia y prioridades presupuestarias en dos fases: obras de EMERGENCIA cuyo encargo de ejecución se hace directamente a GEOCISA, dada la necesidad urgente de reforzar; obras de URGENCIA, a realizar a continuación de las de emergencia en otra fase, adjudicadas a CONSTRUCTORA INTERURBANA, solicitando sin embargo la colaboración y asistencia técnica de GEOCISA en la ejecución de las obras. El resto de las obras a realizar, de rehabilitación y adecentamiento de la barriada, se programan para sucesivas fases.

A partir de la tercera fase, en virtud del traspaso de competencias a la Ciudad Autónoma de Ceuta, las obras son promovidas por ésta a través de la Empresa Municipal de la Vivienda de Ceuta (EMVICESA), que al considerar plenamente satisfactorios los trabajos realizados, al igual que el Ministerio, adjudica sucesivamente las diferentes fases de la obra al tándem formado por CONSTRUCTORA INTERURBANA y la asistencia técnica de GEOCISA.

El resumen de los trabajos realizados principalmente en cada fase es el siguiente:

1ª FASE      Recalce de cimentación, refuerzos de estructura en plantas bajas; Eliminación de depósitos en las cubiertas y torreones y antenas de TV.

2ª FASE      Se continúan reforzando cimentaciones y estructuras; en plantas bajas y altas, colocación de antenas colectivas de TV; colocación de claraboyas; impermeabilización de cubiertas; etc.

                   GEOCISA realiza otro informe patológico en el año 2003, donde se amplían los daños detectados en el primero de 1999; por encargo de la Dirección Facultativa y en el año 2004 un tercer informe, este más referente a los daños y necesidades de reparación en fachadas principalmente.

3ª FASE      Se sigue efectuando recalces de cimentación y refuerzos estructurales bajos y altos; se continúan sustituyendo antenas de TV. Así mismo en esta fase se ejecutan trabajos de rehabilitación de fachadas y pintado en el bloque nº 16 como piloto.

4ª FASE      Siguen ejecutándose refuerzos estructurales bajos y altos; reparaciones de fontanería  y nuevas instalaciones; se comienza a colocar ventanas.

5ª FASE      Rehabilitación integral de fachadas, mediante reparación de recubrimiento aislante, chorreo y aplicación de monocapas y pinturas, así mismo se terminan de sustituir las ventanas programadas.

6ª FASE     Se ha comenzado una 6ª fase para ejecutar obras en los sistemas de saneamiento general en los bajos de los bloques, donde es necesario reparar, sustituir y reformar tuberías, arquetas, muretes de contención, accesos a los sótanos, etc.

 Cimentación

Se han ejecutado recalces, ampliaciones de zapatas y refuerzos en todos los edificios mediante excavaciones en pozos casi siempre manual, por la difícil  accesibilidad de maquinaria especializada a los diferentes tajos (bajo las viviendas).

Se han realizado unos 12.000 m³  de excavación y 9.500 m³ de rellenos seleccionados además de mas de 3.000 m³ de hormigón colocados manualmente.

Estructuras de hormigón

Se han realizado reparaciones integrales de saneado, chorreado del hormigón en mal estado, reposición y pasivasión de las armaduras y rehabilitación con morteros especiales, en más de 500 pilares. De la misma forma se han reparado vanos, vigas y otros elemento estructurales.

Se han reforzado alzados de fachadas mediante muros pantalla de hormigón, en algunos casos hasta de 5 ó 6 metros de altura. 06_rehabilitacion_juan_carlos_i

En las distintas reparaciones de hormigones, pilares, zunchos, vigas, etc.,  se han empleado alrededor de 130.000 Kg. de mortero especial de reparación; 5.000 m² de fabrica de bloques; 35.000 Uds. de conectores para uniones entre hormigones y reparación de fisuras. 

Estructuras metálicas

Se han empresillado y revestido a base de acero laminado y resinas Epoxi más de 30 pilares.

Para los alzados de patio de luces, ocupados en su mayoría  por los vecinos apoyando forjados sobre las vigas de celosías, se han reforzado desde el exterior mediante pórticos metálicos que arrancan desde la cimentación reforzada.

Se han ejecutado 123 unidades en los casos de pórticos de planta baja y 369 unidades en los del resto de plantas.

Se han colocado más de 200 pórticos menores de acero laminado en locales comerciales, cuartillos y portales donde las alturas de los dinteles no admitían los refuerzos de hormigón que se han colocado en el resto de huecos (más de 600 Uds.).

Se han empleado más de 430.000 Kg. de acero laminado para refuerzos de estructuras.

07_rehabilitacion_juan_carlos_iCubiertas

En las cubiertas ha sido necesario reparar en profundidad los torreones, en algunos casos reconstruyéndolo casi en su totalidad, por el mal estado que presentaban. Previamente se desmontaron más 235 depósitos de agua instalados por los vecinos, que en algunos casos tenían más de 800 litros de capacidad, aportando una sobrecarga excesiva  a las fábricas y forjados de la cubierta.

Igualmente se desmotaron más de 1.000 antenas de TV y se han sustituido por 62 unidades de antenas colectivas. También se han desmontado y sustituido 62 claraboyas en los huecos de escalera reforzados con un mallazo de seguridad.

Finalmente se han impermeabilizado las cubiertas en su totalidad, a base de un doble tratamiento con telas asfálticas y reparación de todos los sistemas de saneamiento en la cubierta para pluviales. En total han sido más de 27.200 m² de impermeabilización de cubiertas.

Reparación integral de viviendas

En todas las actuaciones de refuerzo ha sido necesario demoler algunas partes de las viviendas para acceder a los puntos de recalce o de refuerzo, reponiendo posteriormente el daño causado con la actuación. No obstante, hay casos  en  ha sido necesario reparar casi toda la vivienda, la mayoría de las veces por haber construido el vecino irregularmente, reponiendo solerías, alicatados, pinturas, carpintería de madera o instalaciones eléctricas. Incluso alguna de ellas ha necesitado refuerzo a base de perfilaría metálica  por no reunir condiciones mínimas de seguridad la vivienda autoconstruida por el vecino. Otras viviendas han necesitado rehabilitación especial por haberse incendiado.

En resumen, han sido más de 250 viviendas con tratamiento normal, alrededor de 50 con tratamiento integral, 3 con  tratamiento especial y 2 con tratamiento por incendio.

Rehabilitación de fachadas

En los paramentos verticales se aplicó entre 1980 y 1983 un revestimiento a base de placas aislantes anclado con unas raquetas  de plástico, mallazo, enlucido y pintado sobre el bloque original sin eliminar la pintura anterior.

Según el informe patológico emitido por GEOCISA en el 2004, dicho revestimiento cumplía con las exigencias de aislamiento térmico-acústico, no obstante se encontraba en muchos puntos despegado o desprendido. La Dirección Facultativa, después de estudiar el problema, decide conservar el revestimiento existente pero lógicamente mejorando sus condiciones de adherencia y reponiendo las zonas  deterioradas o desprendidas.

En las zonas desprendidas se ha aplicado un tratamiento similar de la misma marca y tipología que el anterior (COTETERM de la casa TEXSA) es decir placas aislantes fijadas con mortero especial armado con malla acrílica y anclado con tacos de plástico de la misma marca y revestido con mortero continuo para igualar aspecto con el anterior, en total 10.500 m².

 En el resto de fachadas, que llevan la capa de revestimiento a base de Porexpan, incluyendo las zonas repasadas descritas anteriormente, de acuerdo con las recomendaciones de GEOCISA, se han aplicado anclajes a base de clavos HILTI de acero al carbono galvanizado con arandelas, fijados mediante tiros con pistola HILTI adecuada. Aproximadamente se han aplicado unas 270.000 Uds.

Previamente al pintado de fachadas se ha repasado todos los defectos (en cornisas, dinteles, pilares, enfoscados en fabricas de bloques sin enlucir, ect.), unos 30.000 m².

Finalmente se ha aplicado pintura hidrófuga a toda la superficie de la obra, aproximadamente 90.000 m².

Otros intervenciones en fachadas

En las partes bajas de la fachada en donde no hay viviendas o en patios y ampliaciones irregulares, se ha aplicado monocapas a base de mortero a la cal, previamente chorreado los paramentos con arena y agua a presión para eliminar restos de  pintura anterior y elementos no deseables.

Aproximadamente se han tratado por este procedimiento unos 24.000 m².

Se han  sustituido todas las ventanas y contraventanas que los vecinos no habían cambiado por su cuenta, es decir unas 1.270 Uds.; ventanas de aluminio lacado con persianas incorporadas, que han sustituido a las originales.  

Todos los bajantes de cubiertas para pluviales, alrededor de 6.500 m/l, han sido sustituidos por estar la mayoría rotos o atascados.

Las juntas dilatación entre bloques verticales se han rehabilitado, eliminándole material deteriorado y sustituyéndolo por productos elásticos apropiados, más de 3.000 m/l.

En las fachadas existían multitud de cables (telefonía, TV, alumbrado, etc.) que de forma anárquica han sido colocados, en la mayoría de los casos por los propios vecinos. Estos cables se han reinstalado aprovechando los pilares o cornisas de las fachada disimulándolos en lo posible, en total alrededor de 90.600 m² de fachada han sido tratados.

Fontanería

Se han efectuado reparaciones durante el tiempo de ejecución de la obra, por el mal estado en que se encuentran las tuberías, ejecutándose de 130 reparaciones puntuales de urgencia.

Además se han sustituido todas las instalaciones de fontanería desde la acometida en la calle hasta cada vivienda, los cuadros de contadores y baterías de agua en todos los bloques.

Saneamiento

El sistema de saneamiento en la barriada esta muy deteriorado, en ocasiones por deficiencias de ejecución  de origen, ó de proyecto, y otras por vandalismo de los propios vecinos. Aparecen arquetas sin fondo o mal ubicadas, hileras sin conectar, rotas, etc. Esto da origen a patologías importantes, que a veces se manifiestan inmediatamente (atascos) y otras lentamente como las exudaciones en  los paramentos verticales sobre todo en las partes bajas de los edificios, porque las tuberías se instalaron en los semisótanos que  los bloques poseen, estancias estas no accesibles directamente, hay que hacer agujeros en los muros o en el forjado sanitario para acceder al semisótano.

 Cuando se producen atascos, roturas, etc., los vertidos suelen ir al semisótano, que al no tener salida lo convierte en gigantesca fosa séptica, por eso las paredes rezuman residuos fecales.

Nuestra actuación en este tema es la siguiente: Por un lado a medida que se ejecutan los recalces de cimentación, refuerzos de muros pantallas etc. al mismo tiempo se  reconstruyen  arquetas y tuberías en mal estado, extrayendo los residuos fecales(aproximadamente 1.400 m³ en todo el barrio), construyendo muretes, canales para drenaje de las aguas parásitas que también existen en algunos edificios (procedentes de filtraciones pluviales en los suelos e incluso de manantiales, etc.) reconduciendo al alcantarillado general siempre en las zonas donde actuamos para otras reparaciones (recalce de cimentaciones, refuerzos de estructuras, etc.).

Por otro lado se atienden todos los atascos, roturas y todo tipo de deficiencias que han ido surgiendo en los bloques que han sido solicitadas por EMVICESA o la Asociación de vecinos.

Por todo ello se detecta la necesidad de efectuar reparación integral de la totalidad del sistema de saneamiento en los bajos de los bloques y su conexión al sistema general viario. (6ª fase).

Las arquetas reconstruidas o de nueva fabricación son más de 660 uds y los metros de tubería empleados de distintos diámetros, casi 4.000 m/l.

Igualmente para acceso a los distintos puntos de averías son necesarios demoler  muros y restituirlos después (7.500 m²), poner tapas de registro (120 uds aproximadamente) y otras obras auxiliares.

 

Última actualización ( 29-03-2007 a las 14:44:22 )

© 2004 - Empresa Municipal de la Vivienda de Ceuta S.A.
Edificio Ceuta Center, Planta 2ª - 51.001 - Ceuta - Telf. 956 51 44 54 - 956 51 44 57 Fax 956 52 40 78